martes, 1 de marzo de 2011

Capitulo... 2

Recomendación Musical: Radar Britney Spears

-Despierta! –la almohada que Alexa me lanzó cumplió su propósito no solo al despertarme sino también sobresaltándome. -Date prisa o llegaremos tarde –se fue… y volvió-. Lleva la almohada a mi habitación ya no tengo más para que sirvan como tu despertador, claro a menos que quieras que use agua hela… -se fue antes de que mi despertador se estrellara en su cara.
Alexa era la mejor, la única que me trataba como una chica normal, sin distinción, pero a veces se pasaba de pesada, como ahora, me molestaba muchísimo que me despertara a mediodía, ósea demasiado temprano para mí.
La conciencia comenzó a taladrar con fuerza una vez recordé lo que había sucedido anoche, había sido grosera pero mi mamá se lo busco ¿no? Desterré esa idea de la mente y me vestí pronto con unos pantalones acampanados, una blusa hollister y los converse negros. Guarde la ropa de cambio en la maleta deportiva junto con la raqueta.
Cuando baje Alexa estaba ya lista y expresión seria.
-Bien niñas nos vamos? –preguntó mamá con una sonrisa que pedía a gritos ser correspondida. Ninguna de las dos lo hizo y mi conciencia martilleo hasta que se hizo casi doloroso.
Salimos sin decir nada y ambas nos situamos en los asientos traseros de la Explorer plateada y nos preparamos para el discurso atormentador que mamá estaría a punto de decir durante todo el camino hasta el club.
-Niñas no me hagan esto, me preocupo por ustedes, todo lo hago por su bien.... -Y blah blah blah. Así siguió todo el camino pero ninguna de las dos desistió.
-Las recogeré a las 3 –mi hermana respondió a eso con un portazo.
-Me siento mal por ella –dije mientras nos poníamos la ropa de tenis.
-Y yo.
-Pero no me voy a disculpar –ella rio.
-Claro que no. Orgullo ante todo.
-Oye Johann, como que algo se pudrió aquí –dijo la singular voz de pito de Marisse desde la puerta de los vestidores.
-Tal vez deberías de bañarte más seguido –replico mi hermana al instante.
-Oye tu no le hablas así a… -Marisse alzó una mano interrumpiendo a su gata.
-No es necesario Johanne. Oye, tu no me hablas así –di un paso al frente.
-¿O qué?
-Chicas se hace tarde –la entrenadora Phoenix interrumpió apresurándonos.
El juego acabo en empate y con 4 chicas sudando y sin fuerzas para salir de ahí por sus propios pies. Salimos del club ya duchadas, mamá ya nos esperaba en la camioneta.
-¿Y como les fue?
-Bien –fue todo lo que dijimos hasta llegar a casa. Mamá y nosotras entramos a la gran casa cuidando que Muffin no se nos lanzara encima. Ya en la sala mamá hablo:
-Chicas tengo que ir a la tintorería, la comida está servida y creo que a Muffin le urge un buen paseo –no dijimos nada hasta que cerró la puerta.
-Estoy muerta –dijo Alexa con tono dramáticamente cansino.
-Y yo, pero tengo hambre. –Las dos nos dirigimos a la cocina donde prácticamente peleamos por la lasaña, jugar tenis siempre nos dejaba con un apetito voraz. Después nos peleamos por quien debería de lavar los platos y al final los lavamos entre las dos aunque claro yo lavaba y ella secaba.

-Muffin –lo llamé desde la puerta corrió hasta mí tumbando las queridas macetas de mamá y haciendo surcos en la tierra. -Bien, diremos que fue el gato de Alex –dije mientras le ponía la pechera y la correa.
La playa no estaba muy lejos, otra vez me doble el pantalón y coloque las sandalias en la mano que sostenía la correa.
-Es bonito salir a la playa de vez en cuando no crees? –Muffin respondió con un ladrido.
Algunas personas se apartaban de mi al ver al rottweiler. Sobre todo un señor con un carrito de helados, hace mucho que no comía helado.
-Aguarde –grite antes de que se fuera –me da un helado de galleta por favor.
-¿No muerde verdad? –dijo mientras me entregaba el helado y yo le pagaba
-No, esta entrenad… -Muffin se agarro corriendo por toda la playa, “por favor que se detenga, por favor que se detenga”
Salte por un par de chicas recostadas en las toallas
-Muffin detente, detente. –El perro siguió corriendo al parecer ignorando lo que le decía y enseñando los dientes de la parte superior, me pregunte si había algún gato por aquí. Pero ese no era el comportamiento habitual de Muffin yo me había encargado de entrenarlo bien tal y como estaba a punto de decirle a l señor de los helados, él no se ponía a sí por los gatos, ¿Entonces por qué?
De pronto el perro estaba ladrándole al agua, yo me encontraba en el suelo por haber chocado con una pared tan fuerte que rebote y mi helado ya no estaba. Me levante rápidamente antes de que Muffin comenzara a correr otra vez y… diablos, no era una pared, no, era un chico, un chico con una gran mancha blanca en la camisa, mi helado.
-Oh, por Dios. Yo lo siento mucho, de verdad no fue mi intención, yo… Déjame ayudarte –dije mientras me acercaba para ver si podía ayudarle con el daño que había provocado mi helado.
-No necesito la ayuda de una… -pareció pensar en lo que decía- niña estúpida como tú.
-Yo lo sien… que? Acabas de llamarme niña estúpida? -El chico era castaño, su piel palida resaltaba con el traje negro nada apropiado para la playa, y Dios, su cara era tan... "concentrate, concentrate, te llamó estupida".
-Aparte sorda, ya veo porque la sociedad no progresa. –la indignación recorrió cada parte de mi cuerpo para después dar paso a la furia.
-Bueno Señor perfecto, pudiste haber empezado por apartarte del camino, no me vas a decir que no viste a un perro negro y enorme ir hacia ti. Y yo soy la estúpida –esto último lo dije con sarcasmo.
-No te compares conmigo niña.
-Cierto no soy yo la idiota que tiene embarrado helado en el saco. Y no me llamo niña, me llamo Leyla. -Alzó la mirada viéndome con unos penetrantes ojos negros, me miraba de forma seductoramente amenazante. Me sentí intimidada pero no baje la vista no le iba a dar el gusto de hacerlo y sonrojarme un poco, ah, ah, al final sonrió de lado haciéndolo ver verdaderamente sexy.
-Entonces un placer conocerte Leyla. –dijo detrás de mi nuca cuando me rodeo, voltee para ver por donde se había ido pero él no se encontraba por ningún lado.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
By Lita
Jajajajaja, espero y disfruten el cap, y comenten, y se hagan seguidores… no kiero nada jajajajajajaja

7 comentarios:

  1. Hola! me pase por tu blog y quería decirte que estoy escribiendo una historia: "Mi vida en Beverlly Hills". Trata sobre un chico hijo de dos famosos que quiere llegar a ser una estrella del Rock, pero a lo largo de este camino se topara con algunas chicas y retos... Pásate, creo que te gustara =D. Valkiria PD: ahora te sigo =D

    ResponderEliminar
  2. Otro cap genial me esta gustando la historia y creo q va a tener buen enganche, subir pronto chicas :D

    ResponderEliminar
  3. wIIIII!!!!
    mR.sExY!!!!
    aL fIN sAlIo!!!
    AuNqE... AlEc Qe
    mAlO...
    Un CaPiTuLo gEnEaL!!
    bNo EsPeRaNdO eL
    SiGuIeNtE cApItUlO
    bYe!! =D

    ResponderEliminar
  4. uuuuuuy.. xDD.. jajajaja... y yo decia que alec no podia llegar a ser mas seductor.. xDD.. jajajajaaj... Sexy... xDD... publiquen pronto me gusta me gustaa... xDD. cuidensee... xoxo atte: silvita

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTO! siganla pronto ;3 jaja me dio mucha risa el nombre de Muffin para el perro xD se me hizo un poco ironico. En el primer capitulo me imagina a Muffin como un chihuahua o un french poodle cachorro. Sigan asi! ;3

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! me ecanta!! Actualiza Con mas frecuencia!!
    Besos:)
    Melizza xD

    ResponderEliminar
  7. holaaaa!! es Ga, me fascina esta historia.. esta genial!! me mori de la risa!! Demasiado bueno!! plis, publiqn pronto. Bye!
    P.D: Deberian tener un cbox!

    ResponderEliminar